Saltear al contenido principal

¡Gracias Eva querida por compartirnos este bello testimonio de Alana!…

Me recordó aquellos dos mágicos momentos vividos en el encuentro de diciembre en el que, por un lado, recibí del río la respuesta a una pregunta que conscientemente me hacía, pero que no terminaba de responderme con la claridad que la recibí,  y por otro, el mensaje claro y directo de ese maravilloso árbol con el que me encontré frente a frente al abrir mis ojos, haciendo que cada vez que recuerdo esos momentos, los reviva y sienta profunda y emotivamente.

Y aprovecho la instancia para también agradecerte por tu amorosa guía y compañía tan sutil, delicada y profunda.

Un abrazo profundo cargado de luz y cariño.

Lorena Contreras.
chile

Mini Cart 0

Tu carrito está vacio.

Volver arriba