Saltear al contenido principal

Siempre quise ser veterinaria, desde que tengo uso de razón. Es mi vocación y pasión.
Practiqué más de 20 años la Medicina convencional y la cirugía de tejidos blandos en mi pueblo natal (desde el 1995 hasta ahora).

Debido a un largo proceso de enfermedad, fui ampliando mi conciencia a nuevas herramientas terapéuticas en mí misma y luego (tras observar sus efectos positivos y el aumento en mi calidad de vida) fui aplicándola progresivamente en mis pacientes.

Éstas se complementan con las que he manejado toda mi vida, acrtúan en sinergia y. además, pueden permitir la reducción de algunos productos químicos que muchas veces, en enfermedades crónicas y procesos prolongados, suelen ocasionar muchos efectos secundarios.
Entre estas herramientas, cabe destacar el uso terapuetico del sonido o Bioacústica Aplicada.

Utilizo los sonidos para acompañar los procesos tanto de los animales como de los humanos y otros animales que componen su núcleo familiar.
Con ellos se trabajan tanto los síntomas físicos y psicológicos que aparecen en el proceso de enfermedad o que han condicionado su presentación, como los estados emocionales que los causan o que derivan de ellos. Atención biológica y atención a los planos más sutiles, considerando el sistema en conjunto como un todo.

Mini Cart 0

Tu carrito está vacio.

Volver arriba